Islandia es un lugar maravilloso donde se pueden ver muchos lugares imprescindibles que a veces no se sabe por dónde empezar. La capital se llama Reykjavik y es una ciudad fácil de reccorer dado su tumaño. Lo mejor es coger la carretera Hringvegur. Hay que ver el llamado Círculo Dorado. Se encuentra Geysir, el géiser que da fama a todos los demá. Otro lugar imprescindible es el Parque Nacional de Vatnajökull donde se encuentra el mayor glaciar de Europa. Hay cascadas, paisajes maravillosos, géiseres, grutas y volcanos.

En lo que concierne la gastronomía, tenéis que probar el hákarl o podéis comer un buen perrito caliente islandés. Se pueden hacer diferentes cosas : disfrutar en los campos de lava cubierta de musgo, pasear por la playa de arena negra de Vik, darse un baño en la laguna azul , ver la puesta de sol desde un jacuzzi al aire libre o una piscina natural, rodeado de nieve, salir en un barco en busca de cetáceos. Es fundamental ir a ver las auroras boreales. En lo que concierne los vuelos, haciendo escala en Londres a la ida y en París a la vuelta podéis comprar los billetes rebajados. Hay que conocer la meteorología islandesas para alquilar un coche y además, en la mayoría de las excursiones es conveniente llevar la comida dado que no se encuentran bares.